Webrooming y Showrooming

Si trabajas en Marketing sabes muy bien la cantidad de términos que constantemente surgen para definir nuevos procesos y técnicas.

Cada día tenemos que actualizarnos y aprender el glosario de moda pues es la única forma de acercarnos de forma eficiente a los clientes.

En el día de hoy vamos a hablar de dos conceptos que tal vez no conozcas todavía: Webrooming  y Showrooming.

¡Empecemos!

¿Qué es el Webrooming?

Es cuando el cliente busca productos en línea, investiga características, compara precios y marcas, y luego acude a una tienda física para hacer una evaluación final y realizar la compra.

El Webrooming tiene como ventajas que evita todos los problemas relacionados con el envío y con la incertidumbre en la calidad del producto.

De acuerdo a un estudio de Merchant Warehouse, las personas prefieren Webrooming porque:

  • 47% no quiere pagar envíos.
  • 23% no quiere esperar la entrega de su producto.
  • 46% prefiere ir a la tienda a tocar y sentir el producto antes de comprarlo.
  • 36% preguntará a la tienda si el precio es similar al precio encontrado en línea.
  • 37% les gusta la opción de ser capaces de regresar el producto a la tienda, si es necesario.

Webrooming y Showrooming

¿Qué es el Showrooming?

La otra tendencia es el Showrooming, que consiste en visitar una tienda física para ver y revisar un producto, pero después se compra en línea desde casa.

La idea de esto es cerciorarse de que el producto es tal y como se imagina antes de arriesgarse a comprarlo por Internet.

También se habla de Showrooming cuando las personas usan sus teléfonos inteligentes mientras están en una tienda para ver si sus compras potenciales están disponibles más económicas online o en otra parte.

El riesgo del Showrooming para los comercios es que a veces las personas terminan comprándole a la competencia.

Webrooming y Showrooming

Webrooming y Showrooming, importantes para el comercio electrónico

Sin duda alguna, los dos conceptos que acabamos de explicar están estrechamente relacionados al comercio electrónico.

Es tiempo de convertir estos nuevos hábitos de los consumidores en aliados de tu negocio.

Lo primero que necesitas para lograrlo es convertirte en omnicanal.

¿Por qué? Porque cada vez son más las personas que desean ver los productos o servicios de una marca a través de múltiples canales como las redes sociales, sitio web y tienda física. Es una especie de requisito que los potenciales clientes están exigiendo.

Luego es bueno que prestes atención a los servicios que ofreces. La verdad es que al día de hoy las marcas no se pueden dar el lujo de descuidar la interacción entre el personal de ventas y los consumidores.

Y por último, atrévete a solicitar un like a tu página de Facebook o incluso a que los clientes se fotografíen con tu producto y que te etiqueten en Instagram.

Esto es muy útil en el caso de concursos y promociones.

Webrooming y ShowroomingAhora te toca a ti poner en práctica los tips que te compartimos para que mejores tu negocio y le saques ventaja a estos conceptos. ¡Buena suerte!

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete


He leído y acepto la política de privacidad.


SUSCRÍBETE Recibe en tu correo nuestras últimas publicaciones

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Autor:

CEO & Founder MAV Marketing Digital. Ayudamos a pequeños negocios a aumentar su visibilidad en Internet a través de nuestras soluciones de Marketing Digital para PYMES.

https://mavmarketingdigital.com