Qué es el ciclo de vida del producto

Si eres un emprendedor o dueño de un negocio sabrás que todos los productos o servicios que ofreces tienen un ciclo de vida.

Entendemos al ciclo de vida de un producto como todas las acciones y estrategias que implementamos en un producto o servicio desde el primer día hasta su último día de servicio.

Saber gestionar este ciclo es importante y, por eso, en el artículo de hoy hablaremos acerca de de este tema con más profundidad. ¡Empecemos!

Entendiendo las fases del ciclo de vida del producto

Para tener éxito en el mundo de los negocios, tienes que saber adaptarte al mercado y esto incluye tanto al consumidor como al producto en sí mismo.

Podemos decir, de forma resumida, que el ciclo de vida de un producto abarca su nacimiento, crecimiento, maduración y declive.

Analicemos estas fases en detalle.

Nacimiento e introducción

Todo empieza con el diseño y desarrollo de un producto que luego es introducido en el mercado.

Es una fase difícil, con una gran inversión; pocas ventas ya que la gente no te conoce y con escasos beneficios.

Ciclo de vida del producto

Crecimiento

Si el producto sobrevive a la primera etapa, significa que ha conseguido un espacio en el mercado, es decir, existe una demanda que hay que satisfacer.

En este período aumentan las ventas, el producto se posiciona y pueden aparecer los primeros competidores.

Todo lo que se gana debe ser reinvertido para asegurar la próxima etapa.

Ciclo de vida del producto

Madurez

La madurez de un producto es la mejor parte de su vida; es cuando se obtiene la mayor cantidad de ventas, la mayor producción, los márgenes de beneficio más grandes y el prestigio de ser un referente.

Sin embargo, muchos empezarán a copiar los modelos de tus productos y poco a poco te verás forzado a bajar los precios.

Ciclo de vida del producto

Declive

Antes de que el producto desaparezca, pasa por una etapa de declive. Las ventas disminuyen de forma rápida y el negocio ya no es rentable.

Puede que la competencia haya lanzado un producto mucho mejor, dejando el tuyo como obsoleto, o que lo que antes era imprescindible para tus clientes ahora no lo sea.

Recomendaciones

Sabiendo esto, ¿qué podemos hacer para alargar la vida de nuestros productos?

Existen algunas estrategias que podemos poner en marcha para ayudar a la supervivencia de nuestro negocio:

  • Relanzamiento: consiste en modificar tu producto, invertir en nuevos diseños, ajustes y campañas publicitarias para recuperar un espacio en la mente de los consumidores.
  • Mejorar el producto: se trata de ofrecer un producto con mejores características pero sin necesidad de que sea un cambio tan radical como en un relanzamiento.
  • Apelar a la nostalgia: si tu producto está en declive, puedes recurrir a una estrategia de marketing retro para aprovechar la influencia de tu marca en el pasado y recordar a los usuarios por qué tu producto era tan atractivo.

Para finalizar, debemos tener presente que conocer la fase del ciclo en que se encuentran los productos es importante porque nos permitirá ajustar las estrategias de forma inteligente.

 

Si eres un emprendedor o dueño de una PYME y necesitas soluciones de Marketing Digital, recuerda que en MAV Marketing Digital podemos ayudarte.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete


He leído y acepto la política de privacidad.


SUSCRÍBETE Recibe en tu correo nuestras últimas publicaciones

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Autor:

CEO & Founder MAV Marketing Digital. Ayudamos a pequeños negocios a aumentar su visibilidad en Internet a través de nuestras soluciones de Marketing Digital para PYMES.

https://mavmarketingdigital.com