Que es la publicidad

“La publicidad se basa en una cosa: la felicidad. Y, ¿sabes qué es la felicidad? La felicidad es el olor de un coche nuevo. Es ser libre de las ataduras del miedo. Es una valla en un lado de la carretera que te dice que lo que estás haciendo, lo estás haciendo bien.” (Don Draper, Mad Men)

La publicidad es una técnica de comunicación que tiene como principal objetivo ayudarle a un negocio a difundir información de sus productos o servicios a través de los diferentes medios de comunicación.

De hecho, la publicidad es una herramienta muy importante dentro del Marketing, que forma parte de la P de Promoción, dentro del Mix de Marketing.

Empresas grandes y multinacionales saben la importancia de la publicidad, y destinan parte de sus presupuestos para este fin. ¿No debería de ser igual de importante para las PYMES?

Muchas veces las PYMES piensan que la publicidad es cosa de las ligas mayores, pero olvidan que muchas de estas empresas empezaron siendo pequeñas, y si bien es cierto, cuando se es pequeño, los recursos son limitados, es necesario destinar una inversión a hacer publicidad.

Para que entiendas lo necesario que es hacer publicidad, empezaremos por hablar un poco del proceso de comunicación.

via GIPHY

La publicidad implica un proceso de comunicación

Para entender la publicidad resulta esencial empezar por entender el proceso de comunicación y sus elementos.

La comunicación es aquel proceso mediante el cual se transmite información de una persona a otra.

Dentro de este proceso, actúan 6 elementos:

1.- El emisor: Se refiere al anunciante. Se trata de toda aquella persona o empresa que tiene la necesidad de comunicar algo; por ejemplo, dar a conocer sus productos o servicios.

2.- El receptor: Se trata de la persona a la que se le envía el mensaje. Acá hablamos del público objetivo, que puede ser el público en general, clientes actuales o clientes potenciales; todo dependerá del objetivo de la campaña publicitaria.

Es importante recordar que la publicidad no siempre apunta al público objetivo, sino que puede hacerlo a terceros, que son los que finalmente realizan la compra, y que se les conoce como prescriptores.

Un ejemplo fácil para entender esto es aquellos anuncios de productos para bebés, si bien el bebé es quien hará uso del producto, es el padre de familia el que toma le decisión y realiza la compra.

3.- El Mensaje: Hace referencia a la información que queremos transmitir al receptor. Debe ser capaz de persuadir acerca de una idea, producto o servicio; para lo cual debe integrar todos los elementos que le permitan seducir al público y motivarlo a realizar una compra.

Un buen mensaje es aquel capaz de captar la atención del usuario, permanecer en su memoria y traducirse en ventas.

 4.- El canal: Se refiere a la vía o medio a través de la cual se transmite la información que intercambian emisor y receptor.

En publicidad, los canales más populares o tradicionales son la televisión, radio, prensa escrita; y hoy en día, en Internet el sitio web y las redes sociales.

El canal elegido dependerá del tipo de público objetivo, así como de los objetivos del negocio y el presupuesto.

5.- El código: Hace referencia al sistema de signos y reglas que le dan forma al mensaje.

En el caso de la publicidad, forman parte del código elementos como la tipografía, colores, música, imágenes, vídeo, sonido, etc.

6.- La respuesta o Feedback: Finalmente la respuesta o feedback cierra el ciclo de comunicación. Para la publicidad que este feedback sea positivo es el principal objetivo, ya que de ser así, se traduce en ventas y una mejor imagen del negocio.

Una respuesta negativa puede suponer el rechazo de los consumidores y afectar la reputación de la empresa anunciante.

Así que en resumen, en todo proceso de comunicación entenderemos que el emisor (empresa anunciante) transmite un mensaje (anuncio o campaña publicitaria); este mensaje llega al receptor (público objetivo), y va conformado por un código (imagen, sonido, tipografía, etc.); el que se transmite a través de un canal (medio de comunicación) y provoca una respuesta positiva o negativa en el receptor (ventas, percepción de la marca).

via GIPHY

¿Cuál es la finalidad de la publicidad?

La finalidad última de la publicidad es lograr la venta de un producto.

No se trata de crear anuncios espectaculares dignos de un premio, sino anuncios al servicio del producto, que sean capaces de captar la atención de los potenciales clientes y convencerlos de realizar una acción, es decir, comprar nuestro producto o servicio.

Los principales objetivos de una campaña publicitaria son:

1.- Dar a conocer nuestro producto o servicio

Este es el principal objetivo cuando nuestra empresa está dando sus primeros pasos en el mercado. Si bien, la finalidad es vender el producto, en esta etapa la publicidad va más orientada a posicionar nuestra marca en el mercado, para que de esa manera, las ventas empiecen a llegar.

2.- Crear imagen de empresa

Este objetivo es para aquel tipo de campañas publicitarias realizadas por empresas que poseen varias marcas o productos.

Lo que se busca es fortalecer la imagen de la empresa principal, y que por asociación, se beneficien todas las marcas vinculadas a ella.

3.- Reafirmar al comprador

Se busca incitar a la recompra de parte del usuario, teniendo en cuenta que los compradores prestan más atención a la publicidad de productos que ya han utilizado; además de hacerles sentir que han tomado la decisión correcta al elegir nuestro producto o servicio.

4.- Motivar al consumidor a acudir a las tiendas

Se pretende motivar al usuario a sentir la necesidad de visitar las tiendas de nuestro negocio para adquirir el producto que han visto en nuestra campaña publicitaria.

A partir de acá, ya la realización de la compra por parte del usuario dependerá de otros factores cómo el precio, las habilidades del vendedor y la promoción dentro del punto de venta.

5.- Mejorar el posicionamiento de nuestra marca

¿Te habías puesto a pensar que en realidad nuestro cerebro funciona como Google?

Cuando queremos adquirir un producto determinado, y por el cual no tenemos tanta predilección, introduciremos en nuestro cerebro una “palabra clave”.

Por ejemplo, si queremos comprar un carro. Si las primeras marcas que vienen a nuestra mente son Toyota, Volvo, Kia, Mitsubishi… las estadísticas demuestran que la compra que hagamos se quedará en alguna de estas que hemos pensado.

Por tanto, la misión de nuestra campaña publicitaria es tratar de hacer que nuestro producto o servicio escale posiciones en el recuerdo de los consumidores, para que incrementen sus posibilidades de convertirse en una opción de los compradores.

Como vez, la publicidad no es solo cosa de las grandes marcas. Es sumamente importante que toda PYME destine cierta inversión a la publicidad, ya que es una de las maneras más efectivas de mantenernos en el radar de nuestros clientes actuales y potenciales.

via GIPHY

 

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete


He leído y acepto la política de privacidad.


SUSCRÍBETE Recibe en tu correo nuestras últimas publicaciones

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Autor:

CEO & Founder MAV Marketing Digital. Ayudamos a pequeños negocios a aumentar su visibilidad en Internet a través de nuestras soluciones de Marketing Digital para PYMES.

https://mavmarketingdigital.com